TITULOS
Traslasierra

Después de 4 años se realizaron rastrillajes en búsqueda de Marisol y Luz Morena

Publicado el dia 31/08/2017 a las 19h07min | Actualizado dia 02/09/2017 às 20h06min
El operativo demandó la llegada de peritos y fuerza de seguridad experta para tratar de hallar, ese rastro que nadie vio.

Por Alejandro Jeandet

Después de 4 años se realizaron rastrillajes en búsqueda de Marisol y Luz Morena, el operativo demandó la llegada de peritos y fuerza de seguridad experta para tratar de hallar, ese rastro que nadie vio. La pista está vez cobro fuerza, cuando el único y principal sospechoso por estas horas de la desaparición de madre e hija, un vecino de ellas, de apellido Murúa, hoy detenido en la Unidad Penal de la ciudad de Villa Dolores, habría dicho amenazando a una menor de edad, que si no accedía a su sometimiento le pasaría lo mismo que a Marisol y Luz.

Recordemos que el personaje, que por estas horas enfrenta el rigor de la justicia local por haber sido sindicado como presunto abusador de una pequeña niña, a quién no dudo en confesarle que la arrojaría al espejo del Dique la Viña. El dato, corrió como reguero de pólvora en el valle, pero al tratarse de dichos de una menor, la situación cobra un exigido desafío para poder endilgar esta situación, además este mismo año, Murúa era trasladado a San Luis, para comparecer ante una causa, donde se lo señala como posible autor de la desaparición y muerte de Brenda Arias.

En el operativo, según el letrado asesor de la familia de Marisol y Luz Morena, se hizo foco en un terreno ubicado en la zona de, La Cruz, cercano a la localidad de Los Hornillos y perteneciente a la familia de Murúa.  Allí, se habría encontrado, ropa y calzado de mujer, si bien la noticia es importante, esto no dice en sí nada aún, puesto que se deberá someter a pruebas de ADN a los elementos, para saber si, serían o pertenecerían a las desaparecidas.

El hallazgo además de ser por demás importante, no deja de preocupar a los familiares, puesto que no es la primera vez que, pruebas se someten al examen genético, ya en el principio de la investigación Murúa, había estado bajo la lupa de la justicia. El hombre, quien era un viejo conocido de la familia, según versiones habría sido el último en ser visto con la madre de Luz Morena, habría estado con ella, en una fiesta del último sábado antes de la desaparición.  

Poco después de la evaporación de la faz de Traslasierra, testigos del barrió habrían visto al sujeto lavando su auto minuciosamente, en un horario no habitual, lo que lo ubicaría como sospechoso en aquel momento. Motivo por el cual, el Fiscal a cargo, el Dr. Raúl Castro ordenaba por aquel entonces allanar la vivienda de Juan José Murúa, obteniéndose en aquel tiempo muestras de lo que se presumiría ser sangre, motivo por el cual se sometía a peritaje hace 4 años y medio atrás, resultado que aún se siguen esperando.

Según sabemos, sobre el primer análisis de ADN, el abogado de la familia, habría solicitado la autorización a la Fiscalía, para realizar una prueba más compleja  y determinar si la muestra de sangre corresponde a la joven desaparecida. Entre los datos, sobre la figura de Murúa se centrarían muchas sospechas, no solo en el caso Rearte/Oliva, también en el caso de Brenda Arias, la joven de 19 años que vivía en Villa del Carmen, San Luis, y desaparecía en el año 2009. En esta causa que por estas horas se investiga en los Tribunales de Concarán, Murúa figura como, un amigo cercano de la víctima y la pareja de esta, mientras que él, a las pocas horas de la desaparición de Arias, se diluía de San Luis y misteriosamente se supone retornaba a Los Hornillos, Córdoba. Datos que se van entrelazando, puesto que, un poco más atrás, el hombre, habría purgado una pena siendo menor, había sido apartado de su familia también por un caso de abuso, y habría sido trasladado a un complejo de minoridad a la ciudad de Río Cuarto, a su salida, recala en Villa del Carmen, San Luis y de allí a Córdoba.

Datos, solo datos que aún no dicen nada a la hora de esclarecer la desaparición de Luz y Marisol Rearte, falta mucho, pero también el lógico reconocer que mucho menos que antes. Mientras tanto la familia directa de las víctimas, señalaron que Murúa desde siempre era sindicado por ellos como sospechoso, puesto que según recuerdan, Marisol se habría declarado incomoda con su presencia o podríamos decir, pretensiones.-

Por qué, sí por Maldonado y jamás por Marisol y Luz Morena

 

Fuente: Cadena Mediterránea